5 tips para que tu peque coma mas frutas

La alimentación de Nour ha sido uno de mis mayores retos de crianza. Ofrecerle comida saludable, lograr que me pida fruta antes que una chuche sin privarle de disfrutar de un helado, un chocolate o una galleta es todavía una tarea complicada.

Sin embargo, han pasado 19 meses desde que comenzamos la Alimentación Complementaria y debo decir que estoy bastante satisfecha con lo que he logrado.

A día de hoy Nour come 5 piezas de frutas al día (con sus excepciones) y cada vez que ve una manzana, uvas o fresas las pide y las devora como si fuesen caramelos. Esto me hace sentir feliz y  orgullosa porque sé que lo estoy haciendo bien. 

Cada bebé es un mundo. Algunos comienzan con BLW a los 6 meses sin ningún inconveniente mientras que otros ponen más resistencia a probar nuevos sabores. 

Hoy os dejo algunos tips que a mi me han servido muchísimo para ofrecerle a Nour siempre la opción más saludable (y que ella la acepte!!). Repito, cada niño es diferente y esto no quiere decir que aplicando todos estos consejos el niño comience a comer de maravilla… pero oye, por probar que no sea!!!

1. En la despensa, siempre frutas 

Esto es muy importante. Si queremos ofrecerle más fruta a nuestro peque tenemos que contar con variedad en casa. Yo siempre intento tener más de 3 frutas diferentes, para que Nour no se aburra y también para que ella pueda elegir. Me ha pasado (muchas veces) que termino dándole una galleta o un yogurt solo porque no quiero repetir la misma fruta o porque no tengo nada que ofrecerle.

2. Las frutas de temporada, nuestras mejores aliadas 

En casa siempre aprovechamos las frutas de temporada para ofrecerle meriendas diferentes y divertidas. Con las fresas hacemos mermeladas, helados o acompañamos el yogurt. En verano no puede faltar la sandía, que además es súper agradecida porque dura muchísimo en la nevera. Y las naranjas y mandarinas siempre son un acierto. 

Las frutas fuera de temporada son caras y no están tan buenas. Por eso la mejor opción es ofrecer siempre frutas fresquitas!! 

3. 5 meriendas al día… o más. 

Nunca es demasiado cuando hablamos de frutas. Si el niño pide, ¿por que no darle más? Mi truco para que no me pida comida basura (que obviamente me pide) es acortarle las meriendas. Por ejemplo, le ofrezco fruta cada dos o tres horas,me pida o no. Yo preparo su plato y se lo ofrezco. A menos que de verdad no quiera, siempre siempre se lo come!! 

Este tip es importante porque si dejamos que el niño tenga hambre y quiera picar galletas, chocolate o cualquier Chuche, si le ofreces la fruta obviamente no va a querer porque las Chuches son más ricas 😅😅🤪 

4. Ofrece diferentes presentaciones 

En mi casa amamos la fresa. Creo que es nuestra fruta de temporada favorita. Sin embargo, he de reconocer que merendar fresas dos veces al día igual es aburrido para un peque. Por eso siempre intento variar un poco las presentaciones, es decir, ofrecerle fresas frescas cortadas, fresas con yogurt, helado de fresas casero, zumo de fresas, etc. 

Lo bueno de esto es que ella también puede involucrarse en la preparación y lo disfruta muchísimo!! 

5. Las excepciones sí existen 

Los niños son niños, y por mucho que nos empeñemos en ofrecerles frutas como merienda todos los días, difícilmente alguno se resiste a un trozo de chocolate, un donut o cualquier otra chuche. 

También están los abuelos (algún día seré abuela y haré lo mismo)… ¡qué difícil es lidiar con los abuelos y los dulces! Y como sé que esa batalla la tengo casi perdida, siempre le ofrezco YO la opción más saludable para que luego si los abuelos la consienten con dulces la balanza no se desequilibre tanto. 

Por otro lado, si salimos a la calle y nos apetece un helado lo compramos sin dramas… el verano es demasiado corto como para no comer helados!! 

Con esto quiero decir que, aunque lo “ideal” es que los niños no prueben una gota de azúcar hasta X años, yo estoy de parte de team de que los niños son niños y nadie ha muerto por comer gominolas en su cumple.

Siempre y cuando la balanza siempre se incline hacia la comida saludable, las frutas y los buenos hábitos, un dulce no hace daño. 

Espero que estos consejos te sean útiles… recuerda que lo estás haciendo súper bien y que elijas lo que elijas siempre será lo mejor para tu peque!!