AIRFRYER: mi experiencia y recomendaciones

Hola, otra vez 🙂

Llevaba más de un año con ganas de comprarme un airfryer. Confieso que me daba mucha envidia (sana, claro está) ver los stories de mis amigos en Instagram hace do pollo frito, tequeños, patatas fritas y muchas otras recetas fritas pero sin usar una gota de aceite.

¿Será verdad eso de que se puede freír sin aceite?

Pues sí. La tecnología existe para hacernos la vida más fácil y con el airfryer no podia ser diferente.

Un airfryer o freidora de aire, es un pequeño electroméstico que funciona tal cual como una freidora pero en vez de usar aceite, utiliza el poder del aire caliente para cocinar los alimentos.

Y si no usa aceite, ¿cómo es capaz de freír?

El airfryer realmente sí utiliza aceite para freír, pero la diferencia está en que el aceite que utiliza son las grasas naturales de los alimentos.

Lo mejor de todo (además del hecho de no usar aceite) es que no hecha humo ni malos olores. De hecho, la primera vez que la usé fue para hacer la prueba de patatas fritas y debo decir que olía buenísimo jajaja

La mía es de la marca Cosori, me la compró Ali como regalo por el Día de las Madres en Amazon (clic aquí para verla).

La verdad es que en Internet podemos encontrar infinidad de modelos y precios, así que hay que hacer un pequeño análisis de capacidad, funciones, accesorios, etc., etc. Antes de elegir una.

Nosotros elegimos la Cosori principalmente por su capacidad. La cesta es de 3,5L y de verdad que tiene muy buen tamaño.

Muchas de las personas a quienes les pedí recomendaciones solo me decían que comprara una «grande» porque sino después me iba a arrepentir. Así que eso hicimos.

Por otro lado el precio también estaba muy bien. Nos costó 67,99€ (Envío gratis por ser Prime) con un descuento del 35%.

El airfryer tenía un precio de 99,99€ así que nos pareció el momento perfecto para comprarla.

Aunque vimos modelos con pantalla táctil, botones o programas preestablecidos para cocinar diferentes alimentos, nuestro modelo es más bien sencillo. Sólo tiene dos ruedas giratorias, una para establecer el tiempo de cocción y la otra para establecer la temperatura.

En la parte de arriba del airfryer hay una especie de «guía» con el tiempo y la temperatura recomendada para los alimentos más comunes: patatas fritas, pollo, carnes, verduras, etc.

Recomendaciones

Si te animas a comprar un airfryer o ya tienes uno, te enumero una serie de recomendaciones para sacarle un mayor provecho.

Algunas recomendaciones las he sacado yo tras varios usos y otros son consejos que me han dado mis amigos, que ya tienen varios años usando la freidora.

  • Siempre que vayas a usarla separa el airfryer de la pared. Esto es muy importante, porque por detrás el airfryer tiene una especie de ventiladores y si se obstruye el paso del aire podría recalentarse.
  • Puedes usar aceite (eso sí, solo un poquito). Lo mejor es comprar un pulverizador y ponerle dentro aceite de oliva para rociar un poco a la comida una vez la hayamos puesto en la cesta. El aceite va a ayudar a que la comida quede muchísimo más crujiente. ¡Haz la prueba!
  • Con algunas comidas, es recomendable poner papel de horno en la cesta para evitar que se ensucie demasiado. Mi hermana me recomendó también forrar la cesta de papel aluminio, pero sinceramente creo que esto podría afectar la eficacia del airfryer.
  • Mucho cuidado al lavar las cestas. Están recubiertas de teflón o algun material para evitar que la comida se pegue, así que si la lavas con una esponja rustica el teflón podría quitarse demasiado rápido. Yo trato de no lavar la cesta cada vez que cocinamos (aunque también depende de lo que haga) sino sacudir la para quitar las migajas y limpiarla con una toallita.

De momento hemos hecho tequeños, croquetas, nuggets, patatas fritas, pavo y verduras. Todavía no me he atrevido a hacer pollo, aunque estoy deseando probar para comprobar que quede crujiente.

¿Tienes un airfryer o estás pensando en comprarte uno? ¡Cuéntame tu experiencia!