Tarta de zanahoria esponjosa

El Covid-19 ha sacado nuestro lado más creativo y repostero, ¿o no es así? Las pocas veces que he salido e ido al súper he visto las estanterías de los productos de repostería casi vacíos.

Y es que durante la Cuarentena podemos aprovechar para endulzar a la familia con un postre sencillo y muy delicioso. Yo, particularmente, voy a salir de casa rodando, porque cada dos días me da por hacer un bizcocho, arroz con leche, trufas o cualquier postre que se me atraviese por la cabeza. ¡Pobre de mi horno como nos digan que tenemos que seguir encerrados hasta Verano!

En esta oportunidad os traigo la receta de un postre súper fácil y que gusta a todo el mundo: la Tarta de Zanahoria.

Esta receta, además de ser muy sencilla, la podemos hacer con productos que normalmente tenemos en casa, así que no tenemos que preocuparnos de ir al supermercado.

Aquí va 🙂

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 4 huevos
  • 2 tazas de zanahorias ralladas
  • 2 tazas de azúcar moreno
  • 250ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Molde de 24cm de diámetro.

Preparación

La preparación de esta tarta es súper sencilla y antes de comenzar pondremos a precalentar el horno a 190ºC por arriba y por abajo.

Ahora sí, comenzamos. Primero rallamos la zanahoria y la mezclamos con el aceite de girasol.

Yo, como soy bastante vaga y no me gusta rallar la zanahoria, particularmente la corto en trozos pequeños y la paso por la batidora manual con el aceite de girasol.

Ahora añadimos los cuatro huevos y batimos, ya sea con la mano o con una batidora eléctrica.

Una vez integradas las zanahorias, el aceite y los huevos, añadimos los ingredientes secos: la harina tamizada, el azúcar, el bicarbonato, el polvo para hornear y la sal.

Si lo deseas también puedes agregar una cucharadita de canela.

Batimos durante unos minutos y ya está.

El siguiente paso es engrasar el o los moldes con mantequilla y un poquito de harina para evitar que se nos pegue la tarta y verter la mezcla.

Llevamos nuestra mezcla al horno durante 45min aproximadamente. Es importante tomar el tiempo y verificar con un palillo o un cuchillo, ya que todo depende del horno y los moldes.

Después de esto, nuestro bizcocho estará listo para disfrutarlo.

Peeeero, también podemos añadir y decorar con un frosting de queso, ¡delicioso!

Para ello solo hay que mezclar queso cremoso (tipo Philadelphia), con ázucar glass y ralladura de naranja hasta formar una crema suave. Las cantidades dependen de cada persona, pues a algunos les gusta con más sabor a queso y otros más dulce.

En mi caso relleno la tarta con el frosting y también le coloco una capa por encima para decorar.

Si lo deseas puedes añadir nueces y ralladura de naranja. ¡Que aproveche!